Monchi: “los individuos marcan goles, los equipos ganan partidos”

0
31
Foto: Cámara de Comercio

Dentro del marco de los foros digitales que la Cámara de Comercio de Sevilla organiza para empresas, ha habido hueco para unir el mundo empresarial con el fútbol y, para ello, Ramón Rodríguez Verdejo, más conocido como Monchi, ha servido de nexo. El director general deportivo del Sevilla Fútbol Club ha compartido con empresarios su método de trabajo para intentar sacar el máximo partido a sus grupos de trabajo. No en vano, este seminario ha sido denominado “La construcción de un equipo”.

Cristóbal Cervantes ha sido el encargado de presentar el evento, que ha contado con la introducción del presidente de la Fundación Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero. El que fuera guardameta del Sevilla en la década de los 90 hizo toda una declaración de intenciones desde el comienzo al afirmar que “no soy experto en empresas ni en recursos humanos, solo intentaré transmitiros mi experiencia en la dirección deportiva de un club de fútbol”.

Siete han sido las claves en que el de San Fernando ha basado su exposición, a través de la cual ha tratado de compartir su aprendizaje a lo largo de estos años y su manera de gestionar un grupo de trabajo.

Saber dirigir y saber aprender

El primero de todos es el liderazgo, del cual destacó la importancia de reconocer el mérito a los demás y trabajar para que se sientan importantes. Al respecto, especificó que no vale con hacer parecer que se busca eso, sino que se sienta de verdad. Además, un detalle sorprendió a los espectadores: el llamar siempre a todos por su nombre. “Si cuando te diriges a alguien le llamas por su nombre, empiezas ganando el partido 2-0”, explicaba Monchi.

En un segundo punto aparece un trío de términos muy relacionados entre sí: autoestima, aprecio y confianza. No tener miedo a corregir los errores a quien los comete, pues es la forma de aprender. Aun así hay que hacerlo con sensibilidad y buscando la forma de hacer subir la autoestima y la confianza. Como ejemplo práctico puso la situación del delantero del Sevilla, Youssef En-Nesyri, tras fallar un gol que podía haber valido un título. En esta situación, el director deportivo del Sevilla le aseguró que le vendrían más oportunidades de brillar. No en vano lleva más de 20 goles esta temporada.

En tercer lugar, la autocrítica y el saber reconocer los errores propios aun cuando la suerte aflora. Este fue el caso del club en 2005 cuando Sergio Ramos abandonó el equipo y el grupo de Monchi no tenía ningún futbolista y acabaron fichando a un futbolista que no conocía pero que le recomendaron y que acabó siendo clave en el Sevilla: Ivica Dragutinovic.

Continúa contando la importancia de seguir marcándose objetivos. El ejemplo fue que cuando estaban en Segunda se marcaron llegar a Primera, luego a Europa y luego a la Champions. Siempre seguir progrando. Esto enlaza con la siguiente idea, el trabajo en equipo y la frase más destacada de la charla: “los jugadores marcan goles pero los equipos ganan partidos”. Monchi explica la importancia de trabajar todos juntos para conseguir los objetivos.

Dicen que nunca se rinde

La resiliencia, la capacidad de superar adversidades como la marcha de un entrenador o una venta inesperada es clave. El director deportivo del Sevilla tiene claro que “el éxito no está en vencer siempre, sino en no rendirse”. De esta forma, invita a todos a no rendirse cuando en sus empresas haya algún problema.

Para cerrar, el compromiso y la pasión protagonizan el último punto. Su concepto es involucrar a los trabajadores como en el club hacen con los futbolistas que llegan. Que trabajen todos con pasión es importante para lograr los mejores resultados.

Antes de terminar, ante la pregunta de tENdencias, Monchi aseguró que nunca esperó ser director deportivo. No obstante, sus ideas tan claras son gracias a Bilardo, el técnico que más le mandó cuando era futbolista. Esas son las líneas que sigue ahora y que ha compartido con los asistentes al encuentro.

Los espectadores del evento han compartido mensajes de agradecimiento a Monchi por sus palabras y se han mostrado muy emocionados con sus explicaciones. Han destacado, además, su humanidad y su capacidad de empatizar.